Costumbres, tradición, gastronomía, trabajos rurales, vida vaqueira, saber popular

El mosaico romano
de La Vega'l Ciegu
(Lena)

En la "Villa Memoriana", el pueblo de Mamorana actual, se descubrió en 1921 el mosaico famoso: un mosaico hoy en una tierra de semar.

Resulta de esepcial interés el caso del Mosaico Romano que se halló ocasionalmente labrando las tierras del Fabón y La Barrosa, bajo la villa acual, justo sobre La Vega'l Ciegu y las vías del tren. Se trata de un polícromo entarimado de baldosas combinadas, que forman varios grabados (aves, peces, panes...), hoy en el Museo Arqueológico de Oviedo.

Los lugareños todavía recuerdan hoy la excavación por aquellos años cincuenta cuando contemplaron perplejos aquel pequeño tesoro escondido bajo las tierras de semar patatas, maíz, arveyos... Y lamentan que durante tantos años hubieran estado pasando la reya del aréu y el setsuru de la cambietsa.

Pero, una vez rellenadas las excavaciones, se volvieron a semar patatas y arveyos como si nada hubiera ocurrido.

Nos describen con detalle aquellos vecinos y vecinas de La Foxaca el diseño enterrado en el suelo que albergaba el mosaico: una serie de pequeñas paredes de sólidos ladrillos, en tonos rojo oscuro-intenso, a un metro de la superficie de las güertas.

Las paredes estaban unidas por fuertes esquinas de piedra talladas con cuidado. Según los vecinos, sólo se excavaron unos 25-30 m cuadrados, cuando aquellas güertas, donde sigue saliendo ladrillos, tienen unos 3000. Sólo se excavó lo justo del entramado de l mosaico.

En 1921 el mosaico fue descubierto por Valentín y Cayetano, pero no se investigó hasta 1951, razón por la que se fue deteriorando bastante: los araos, la erosión, los trozos arrancados, la intemperie...

Datos del Mosaico.

El Mosaico tiene unos 42 m cuadrados, y podrían ser el patio de alguna estancia señorial de la Villa del Sr. Memorius, el baño... El conjunto podría ser la mansión señorial. Según algunos arqueólogos se calcula que puede ser de los ss. III-IV, por el estilo que ofrecen.

Las gruesas paredes indicarían que encima había otro ediificio. Y los pequeños cuadrados de cerámica brillante (las teselas) quedan ensambados y enmarcados por una especie de orla de diminutas cuadrículas también.

Esas pequeñas teselas, o piezas del mosaico, tienen colores diversos: blancos, rojos, morados... Y forman diversos motivos: peces, pájaros, flores, jarrones, cruces, estrellitas, figuras zoomórficas...

Y de La Vega'l Ciigu, al Museo Arqueológico de Oviedo

El traslado del Mosaico desde el lugar de origen hizo desaparecer el tono brillante y reluciente que nos cuentan los privilegiados que contemplaron la excavación "con el sol, aquellos cuadrinos cegaban la vista al mirar pa ellos" -nos dicen los vecinos. En la reconstrucción ovetense posterior el brillo casi ha desaparecido. Tal vez de ahí el nombre de Vidriales que lleva una de las fincas. Junto al Mosaico se encontró también un pequeño puñal.


justo sobre lo que fue La Ería del pueblo,
entre la tierra del Mosiaco y las casas actuales
(ahora sí que queda bien escavao, investigao, a la vista está...) .

Y los ladrillos que salen, al pareón o a la reguera....

Pero el contorno próximo del yacimiento arqueológico ofrece otros datos complementarios. Por ejemplo, en la misma finca se siguen encontrando canales con ladrillos, que los arados, cada vez más profundos, de los tractores sacan a la superficie en forma de trozos sueltos.

Y los que nadie se lleva como recuerdo "tirámoslos a la reguera a cestonaos" -nos dice preocupado un vecino. ¡Qué yos-vamos a facer...! ¡Ye una pena, pero tenemos que semar las güertas...!

Fuera de la finca del Fabón, en La Teyera, se descubrió un forno de teyera semienterrado, con abundantes restos de cerámica rota, ya apelmazada con barro y tierra. Tal vez el forno de la cerámica.

Y junto al Fabón sigue el llamado Puente Romano de La Foxaca, que de romano ya no tiene más que el nombre, claro: un sólido puente de medio arco, con sólidos cimientos de piedra sillar, pero casi completamente reconstruido en ladrillo. Con él se salvada el profundo vado de la reguera encajonada entre el arbolado y las fincas. Sobrevive, de momento, el nombre. En todo caso, El Puente La Foxaca sería transformado muchas veces en tantos siglos, hasta llegar a la situación actual, irreconocible ya.

Ecología rural del Mosaico.

Actualmente la tierra del Fabón sigue ofreciendo cada primavera nuevos vestigios a flor de tierra, cada vez que el arado del tractor vuelve sobre los mismos pasos. Siguen apareciendo ladrillos en tamaños diversos y grosores (algunos de 40 x 40 cm), algunos cos signos diversos de difícil interpretación.

Y siguen apareciendo trozos de cerámica rota. Todos tienen el mismo destino: el pareón de las fincas, las vitrinas de los aficionados o la reguera. Como estorban pa semar... ¡Un mosaico bajo una tierra de patatas, arveyos, fabas prietas...!

En cuanto al topónimo, no hay problemas: el posesor de la villa Mamorius, más sufijo -ana, con el sentido de 'pertenencia'. El posesor de la villa.

Situación del entorno actual de la villa: el deterioro ecológico, otra vez.

Lamentablemente, llegaron más obras al entorno del mosaico, y el espacio de las tierras corre peligro inminente de un deterioro irreparable. Toda la zona entre el descubrimiento del mosaico y el pueblo de Mamorana está siendo expropiada y arrasada por las máquinas de la llamada variante de Pajares (AVE). Como no se ha investigado nada más desde los años 50, todos los otros posibles restos que pueden sobrevivir bajo las tierras sembradas, corren ser engullidos bajo las garras de los bulddozer sin que nadie se entere.

De un lado, se va a realizar el túnel pocos metros más arriba; de otro, se están vertiendo escombros que invadirán poco a poco las zonas llanas del mosaico anterior. Finalmente, todos los restos que ahora se superponen por los pareones de las fincas serán objeto de verdaderos saqueos para llevar a la vitrina de casa, como tristes símbolos de lo que fue la indiferencia cultural por los políticos responsables de turno (lenenses y no lenenses) en estas últimas décadas.

En definitiva, un pésimo ejemplo educativo para los escolares, estudiantes, turistas..., en un momento en que se dice que en este país se lee poco, se escribe menos y casi no se investiga (por lo menos, el patrimonio rural). Como lo dice el informe PISA europeo, algo habrá de todo ello. Pero con la destrucción de lo que hay a la puerta casa, pocos trabajos podrán hacer los escolares en Historia, Arte, Ecología, Tecnología..., que no sea con el 'recorta y pega' de interné tan criticado.

Un pésimo ejemplo de desprecio por la investigación de este entorno rural de Mamorana, nada educativo. Por lo menos habría que investigar la arqueología de la zona antes que las máquinas terminen por uniformar todo bajo el cemento o los escombros. Y sólo es un ejemplo.


(Estado de las obras en sus comienzos,
justo al lado de la finca del mosaico)

Para mayor información
Ver libro Por los pueblos de Lena
Julio Concepción Suárez.

Ver Mamorana

Etimología en léxico y toponmia

ÍNDICE general de contenidos