Costumbres, tradición, gastronomía, trabajos rurales, vida vaqueira, saber popular
por Xulio Concepción Suárez

"Ente la dominación cultural,
la cultura popular
nun pue afitase más que como
una cultura engarrada cola dominación""

(Pierre Besnard")

GÜERIA:
un homenaxe tsinizu
a tantos homes y mucheres
que dexaron l'alma nas brañas y machaos.

Presentación del disco
en el Teatro Vital Aza.
Xulio Concepción Suárez.

NOTA imprescindible:
tratándose d'un testu pa una braña,
na que siguen falantes de Quirós y Tsena,
pónense grafías afechiscas col entornu adecuáu;
y úsase un llésicu propiciu nesti contestu ecolóxicu vaqueiru.
Tamién hay otras formas y otras pallabras, por supuestu. .

La música tsariega del Puerto Güeria

Anque ye de xusticia reconocer que meyor tarían aquí falando Hevia o los componetes de Nuberu, pa sofitar un discu tan asturianu, doime por paguéu dos vegadas: porque trátase d'afilvanar unas pallabras pa unos cancios que rezuman abondo más que notas musicales (la Etnomúsica, que se tsama agora); y porque las mesmas tsetras, las grafías y fonemas del asturiano falao en Quirós y en Tsena, representan pa estos collacios con aficiones tan bucólicas, aquetsa forma de falar, de trabayar y de sentir que caltuvieron y caltienen güelos y güelas hasta estos mesmos días.

Son esos soníos vaqueiros tan melgueros que siguen pronunciando algunos quirosanos y tsinizos nos sos entornos tsariegos, pe los puertos sobre too: el casu ye tsegar con tiempu al privilexiu d'escuitar fonemas tan falagueros: " Quien nun diga tsinu y tsana que nun diga que ye de Tsena " -tuvimos oportunidá d'aprender nuna ocasión.

Y, desde tsuíu, nenguna meyor idea podían haber cavilao estos rapazones de Tsena qu'entsir de soníos tan armónicos una braña tan quería y tan soná, como aquetsa que pervive, placentera y discreta, ente los cumales quirosanos de Tsindes, Tuíza y Xomezana. Un conxuntu impecable de esponxosas camperas con cabanas, que se conserva, de momentu, mientras nun se y-meta a daquién na tenoria tsevantar un hotelín nel puru medio la praera, cola desculpa d'abetsugar montañeros y montañeras.

Que de xuru a daquién yá se y-pasó pe la porrietsa. Como algún yá caviló hasta facer esa pista más que espelurciá (de momentu sólo ye una mala pista, entsía de morrietsos y d'argaxos), hasta'l mesmu Mayéu'l Micín, al pie d'Ubina, xusto al utru tséu del Puerto Güeria. Too s'andará... Y en pucu tiimpu, el telesietsas, nel picu Punubina: pa que naide vaiga pegar un resbalón pe las caliares de Las Fanas; nin retorcer los tacones nin la cuerna, mientras esboria pe La Senda las Merinas a La Tsomba Terreros.

El casu ye tsegar al Picu Penubina en sin sofoquinas, vamos: y col abanicu, nel bulsu; nun vaiga a ser que las moscas reciniegas puean acongoxar a naide la sobremesa, y las tsamás pel móvil a los amigos, pa celebralo con champán y arrefundiar la butietsa pedriru abaxo. Pero ecoloxistas estos y etsas, "a tope", per supuestu, en sin dudatso migacha, vamos...

Y mientras tsegan y nun tsegan la carreterina, l'hotelín y el telesietsas (pe lo menos, que nun seya nesti mileniu), ente las caliares qu'arretsuman en Pena Ruea y las gavias del Fariñentu; o ente las tsombas de La Cigatsa y los cumales de Valseco, cuerren seles, armoniosas, acordes, melodiosas, las aguas del río Güeria. Gorgotsan a lo cimeiro'l puerto, caricoxean plateás pe La Veiga'l Frencu y La Sapera, y rescuélganse cantarinas ente las celestiales angosturas de La Foiz, camín de Campizo y Tsindes.

Ye la música del puerto Güeria na memoria de vaqueiros y vaqueiras, ya desque risca l'alba, como reza na canción del discu:

"Voi a vaqueriar
a los puertos de Güeria,
con el quirosán,
pa baxar a la feria".

Porque Güeria, esti bucólicu puertu de branu, siempre en comuña ente tsinizos y quirosanos, tseva l'agua nas entrañas, que abondo lo diz la pallabra desde anguañu ( terra aquaria, del lat. aquam ): l'agua'l Tsegu o de La Fonte'l Nacimiintu. Y como retriñe n'aquetsas campas una tsarga hestoria de brañeros y brañeras camín del puerto, siempre al son marcáu pe los clavos de las madreñas nas pedreiras, al tiimpu que tarangañaban manzanas muxinas pa entretener la fame na seruenda.

Yeran tiempos en que, ente la casa y la cabana, nun había más bocata que las ufiertas de las xebes al alcance de la mano, y los raspionazos de los artos, con los güechos de mozacos y mozacas naguando tras las moras entavía medioverdes. Yera la cantinela d'aquetsa oitre inmensa mayoría en tiempos abondo más precarios de cuendia en cuendia. Tamién lo asoleya una rapaza nestos sentíos versos dedicaos a la braña:

"Ya lo decía mio pá,
lo duro que yera:
vivir pa trabayar,
vivir de la tierra"

Pero famosas yeran las cantarás de cualquier vaqueiru o vaqueira namoraos nos días más gayasperos, ya de güelta del ganao, pe las fanas de Tseturbio, La Cotsá'l Trabe o Penarpín abaxo. O los xiblíos amorosos de los malvises revolotiando pel acebal de La Cardosina, a la cayía del sol en Socetsares, Trobanietso y El Ranchón. O las danzas namoradizas nos cortexos ya serondos del robizu y la robeza empiricotaos pe los sotambios de Los Totsos. O el triquiteo sele de zumbos y tsocarietsas al rumiu del ganao, con la tsuna tsena arretsumando na medianuiche nas penascas de Las Mermechas.

Oitras veces, pe la contra, nos días más anublinaos, con tristeyu de cuerpu y alma, las aguas cantarinas de Güeria susurraban cancios abondo menos gayasperos. Como tantas tságrimas esmorecías sobre las tsábanas del tsar al mor de la tsuminaria na primillera la cabana, o ente las nublinas que de vegadas rondiaban amurniás y ciegas pe los machaos de La Cardosa y Corros. Porque, antes como agora, aquetsa y esta mayoría de los que preferimos dir a pie per sendeiros y calechas, l'únicu premiu qu'atsugamos ye'l camín : la sienda ente las penas de la foiz, los pinchos de las espineras nos carrietsos; el pindiu sendeiru que caricoxea estrichu pel tseraal. Pue que netso tuvieran pensando algunos y algunas nel poema:

"Suena'l camín,
descanso a la sombra,
sintiendo al aire,
les penes, la gloria"

Ye Güeria, con too etso, el símbolu d'una braña arrodiá de notas musicales y acordes pastoriles en tonos bien estremaos y esparafusaos hasta los rincones de los regueiros más escondíos. L'escenariu afechiscu pa esta remozá esfuecha de cancios n'homenaxe a tantos asturianos que dexaron l'alma nos machaos, dende los primeiros nativos indoeuropeos hasta güey mesmo, nesta época informática, cibernética y elletrónica. Y ansina, una aná tres oitra, desde bien l'amanecerín, como recueye'l mocecu nestos versos del cantar:

"Tengo los güeyos
entá zarraos,
yá tá mio güelu
col ganáu"

Porque munchos homes y mucheres tsantaron la so infancia y dexaron las sos canas na braña Güeria: Vidal el de Cortes, Tista el de Tsindes, Daniel el de Zurea, Xuanín el de Silveria, Fernando, Félis, Ánxel, Ramiro, Auristela, María del Corro, Benina, Encarna, Aurelina, Rosario, Donisia, Eugenio... ¡Cuánto yos-hubiera prestao a estos paisanos y paisanas, hoy fundíos ya pa siempre nel silenciu eternu d'aquetsas campas, tsegar a tiimpu pa escuitar, con güechos y orechas clisaos, la música bucólica de La Cotsá Propinde!

Estarían aquetsos brañeros y brañeras peragraecíos, escuitando a estos collacios, con los nuevos aperios y preseos informatizaos del dosmil: la gaita gayaspera de Alex, las flautas y zamploñas del Cay, la cordión máxica nas hábiles manos de Moro, los efeutos elletrónicos de David y Cano, o el panderu de Xelete retumbado ente las caliares de Tsaseiru y los tseraales de Pena Chana.

Y, por supuestu, las cantarás de Manolo, como si de un vaqueiru namoréu se tratara a eso de la medianuiche camín de la cabana. Aplaudirían-tsos asgaya aquetsos homes y mucheres, símbolu de la identidá asturiana, el trabayu en comuña y la pallabra. Olvidaríanse hasta de atsindiar los tarrales nas xateras, y de poblar nel vechar o nas cuerrias al atardecerín, fartucos de trabachar desde l'alba. Ya lo diz la rapaza quirosana:

"Tengo que semar
escanda na güerta,
pa facer el pan,
antes de la fiesta"

Y hasta se tses-entsirían los carrietsos con las tságrimas, alcordándose de la bona vecindá que siempre reinó nas brañas asturianas, con aquetsa oitra música bastante más primitiva de zamploña y de panderu. Y con las gabelas y carencias d'una vida tan esforzá como precaria. Porque esí mesmu airín sele tien de solidaria la música de la Cotsá Propinde:

"Suena'l camín.
tras la puesta'l sol,
en metá de la nueche
de Deva a Castropol".

Como tamién tenemos que agraecer a estos mocetones con aires tan vaqueiros, esa trayetoria tan tsariega que tsevan ya fay años, de enseñamos a tseyer la identidá asturiana colos cinco sentíos y algún más: el ciirru xiblando ente las arestas de las caliares; el color peruniversal de una robla n'apretón de manos, lexos de engarradietsas o colorinos de pereyas. Munchos oitres temas van escartafoyando estos mozos nel discu:

"Nesti pozu
nun hay carbón:
tan les miseries
d'una nación"

Col nuivu discu de Güeria vamos asoleyar abondo, tsinizos y quirosanos en concecho, aquetsa vida vaqueira bastante más acutsá de las tsombas del Ranchón y La Cigatsa; de los piricuetos del Siete, o de las arestas xiblantes y sonoras de Cuapalacio. Porque los soníos de la Cotsá tán ya esparcíos a munchas millas del suilu por los bytes y los bites de la web y de interné.

Y, ansina, hasta na garita acorrompiná d'un satélite d'esos de la Nasa, daquién que té aburríu o aburría, mientras l'utru repara la cadarma escancietsá del aparatu, pue encender l'ordenata y escuitar esta otra música abondo más melguera, sele, apaciguá, sin rintsíos de cemes nin escopetas..., vamos. Lexos, muy lexos del royíu las metralletas y las metrallas:

"Díxome un guaje
camín d'Urbiés
que sintió tres tiros
nel día d'ayeri.

En resumías cuentas, frescos airinos musicales de respetu a la cultura de las brañas, saboriamos nesti caberu discu de La Cotsá Propinde, nunos tiempos onde enviñan algunos y algunas muy nicios, en tantas engarradietsas tan inxustas como a destiempu, siempre con esa zuna d'afanar esquisto, esmagutsar acebales, praeras impecables y fayeos; o de engutsir hasta la última tsondria de los regueiros, ya fartucas etsas de tantu royíu por pistas todoterreno camín d'hotelinos ente cabanas (qu'algunos, desde tsuíu, desimulan permal nos periódicos col eufemismu de " refugios de montaña "). Nun engañan a naide, que yos-quede perclaro.

En fin, colos sones del discu Güeria, alcordaremos l'exemplu del trabayu diariu naquetsa vida más que dura nas cabanas, por muncho que tengamos hoy qu'esmigachar los güechos contra una pantalla d'ordenata; o los deos y los polmones contra los furacos de una gaita (lo mismo da); pa que'l listu de turnu siga hintsendo la faltriquera de los amigos y amigas, colas sieglas permarcás hasta nel pletu. Como siempre, vamos. Ninguna novedá -que dirían aquetsos paisanos y paisanas fartucos de trabachar a cambio de refundios, garitos de pan duro, impuestos, diezmos y primicias, rentas y migachas.

Pero seguiremos caún y caúna, atsí onde nos dexen facer algo los rixiores (más bien los ruxiores, claro): que nos tiempos que cuerren (aquí mesmo, nel pueblu, sin dir muy tsueñe), paezme a mí que, con tantas torgas, bufonazos, marxinaciones y desprecios, ye pedir demasiao. Y si non, como suxiere Mario Fueyo nel so discu, lo meyor sería pirase del conceyu y dir a empadronase, pe lo menos, a Turón. Yo creo que tamién pensarían algo paicío aquetsos vaqueiros y vaqueiras de Güeria cientos d'años atrás, a los que, de xuru, tampoco nin mayorales, nin mayordomos, nin rixiores, tses-ficieron enxamás el mínimu apreciu. Aunque siguieron, día a día, sieglu a sieglu, trabachando.

Con too y con etso, col exemplu de brañeros y brañeras, mientras los ruxiores siguen ruxiendo, vamos animamos nós colas cantarás d'estos collacios de La Cotsá Propinde, pe las camperas d'un puertu tan sonáu y tan sonoru como ye Güeria:

"Suena'l camín.
Baxu'l mantu de nubes,
emprendo'l viaxe
al país de les lluces"
.

Munchas gracias a estos músicos d'aires tan vaqueiros, colos nuevos aperios y preseos informatizaos del dosmil. Felicidaes pol discu, pacencia, y que viendan asgaya.

A toos y a toas, gracias, gracias abondo.

Xulio Concepción Suárez.

Ver las letras del discu Güeria

Ver el entorno natural del Puerto Güeria

Índice alfabético de contenidos

Páxina web de La Cotsá Propinde:
http://www.lacollapropinde.com

Discu anterior: L.l

Para otras informaciones de Lena,
ver trabayos de Xulio Concepción Suárez