Costumbres, tradición, gastronomía, trabajos rurales, vida vaqueira, saber popular

 

 

"Renovación, transformación, resistencia..., en la investigación toponímica... Los trabajos sobre toponimia española son prácticamente infinitos..., pero un investigador que desee conocer los topónimos españoles o globales no encuentra una obra de esos profesionales que le ofrezca la síntesis de lo conocido y lo que encuentra en ese ámbito oficial es parcial y sesgado, lo que le obliga a buscar en el ámbito de la "resistencia", de los autores que contra viento y marea se han empeñado en resistir el chaparrón de la desinformación oficial y en investigar con la libertad en búsqueda de la verdad"
(Gonzalo Mateo Sanz,
2020, Toponimia comparada..., p. 9)
.

 

.

Interdisciplina y toponimia
Muchas ciencias juntas al lado del camino,
o sobre un canturrial cualquiera

Extracto de la introducción
al libro
Por las montañas de Lena,
(pp. 15-21)
Ed. KRK. Oviedo.
Julio Concepción Suárez

En otros casos, dejamos de “leer” topónimos, para observar directamente lo que tantas veces encontramos dibujado en las páginas de un libro, en la diapositiva, en la transparencia, en la tele, o en el vídeo: minerales, tipos de hojas, tipos de plantas, tipos de setas, frutos monteses, insectos, mariposas, animales silvestres, aves...

O lo que es lo mismo: cuarcitas, azuritas, calcitas, malaquitas...; hojas lanceoladas, lobuladas, aserradas...; plantas betuláceas, fagáceas, caprifoliáceas, liliáceas, rosáceas, taxáceas, tiliáceas, ulmáceas...; plantas criófilas, hidrófilas, termófilas...; en otros términos, Betula alba, Fagus sylvatica..., Sambucus nigra, Taxus bacata...; insectos dípteros, coleópteros, himenópteros, lepidópteros...

En fin, traducido al senderu y pa entendemos: la piedra caliar, piedra grenu, dolomía, pedernal...; abidules, fayas, alcafresnos..., umeros...; venceyas, lique, blime, mostayas, gayubas, vegaambre, yesca, xistra...; o saltapraos, grichos, melandros, tronchos...; utres, urogallos, palombiechas...

Que de casi todo podemos ir encontrando en cualquier ruta, pues para casi todo hay un tiempo y un espacio al lado de cualquier senda. En muchos casos, nos conformamos (¡qué remediu!) con lo que va quedando.


La chova, origen de tantos topónimos.
Dibujo de José Luis Benito