Costumbres, tradición, gastronomía, trabajos rurales, vida vaqueira, saber popular

.

TEVERGA, EL TURISMO A DEBATE

Organizado por el Ayuntamiento local, la Asociación de Hostelería y la colaboración del Gobierno del Principado, se celebraron las I Jornadas de Comunicación con el fin de promocionar el turismo y dar a conocer el importante potencial que Teverga tiene desde el arte a la naturaleza pasando por su etnografía, historia y gastronomía.

Unas cuarenta personas, pertenecientes al sector (agencias de viajes, transportes, revistas especializadas y miembros de la ASPET) y a los medios de comunicación, llegadas de Madrid y varios lugares de la región fueron invitadas (todos los gastos a cargo de la organización) para recibir información, debatir, conocer in situ aquellos lugares más importantes que el concejo puede ofrecer a quienes lo visitan y luego divulgar el momento actual y su proyección futura.

Un amplio y variado programa fue presentado, en los locales del Centro Social, por la alcaldesa Carmen Fernández que continuó en el uso de la palabra, para exponer, a renglón seguido, una introducción sobre los elementos turísticos que comportan el municipio.

En el acto preliminar tomaron la palabra el gerente de la Sociedad Regional de Turismo, en representación del Principado y la restauradora Marina Lagar en nombre de los hosteleros teverganos. La primera parte se terminó con una documentada y armoniosa proyección de estampas de los tres valles de Teverga a cargo del responsable de la oficina de turismo, Juan Ramón Gutiérrez, a cuya voz humana le hubiera venido muy bien, como complemento, un fondo musical.

Los asistentes visitaron a lo largo de la tarde-noche, bajo una lluvia pertinaz, la colegiata de San Pedro, con visita guiada por el abad, puerto de San Lorenzo, braña de Tuiza, Santa María de Villanueva, los terrenos en San Salvador de Alesga donde irá ubicado el Parque de la Prehistoria, el desfiladero de Estrechura y entrada a la cueva Huerta y el núcleo de turismo rural de La Focella. Para entonces ya habían degustado la exquisita cocina tevergana de la que dieron buena y sabrosa cuenta en diferentes restaurantes, cerrándose la noche con una degustación de embutidos y “amagüesto” con sidra dulce y música vernácula.

Al día siguiente, las jornadas se completaron con diversas actividades lúdicas y deportivas por la Senda del Oso, la cueva Huerta, paseos a caballo y en bicicleta -coordinadas con acierto y “savoir faire” por los concejales Juan Gutiérrez y Pablo Iglesias y la profesionalidad en deporte activo de Tito Quirós de Deporventura- y diferentes visitas a Marabio y el Cébrano para terminar, en un animado, plural y enriquecedor debate que, al margen de las visitas y el buen yantar, se nos antoja que fue lo más provechoso de todo el fin de semana.

Los asistentes quedaron satisfechos de la acogida y la amabilidad con que fueron tratados pero, como buenos profesionales, lamentaron, habida cuenta de las desfavorables inclemencias del tiempo, el que no se incluyera una mesa redonda, con la participación de hosteleros, donde se hubiera podido debatir, entre otras cosas, la formación en el campo de la comercialización de los “productos” turísticos que ofrece el concejo y la preparación de los llamados “paquetes turísticos” para ser ofrecidos a las agencias de viaje entre otras muchas premisas que se dejaron sobre la mesa. Teverga posee un variado y completo abanico -y así quedó refrendado por los asistentes- de recursos turísticos que, según los técnicos, no se sabe vender.

Hubo en el programa más continente que contenido y aunque las cosas mejorarán en una próxima edición -ese es el deseo de los organizadores- las jornadas hubieran resultado más profundas, versátiles y ricas en comunicación y contenido si a la hora de confeccionar las actividades hubiera contado el Ayuntamiento con la asesoría de los expertos en materia turística.

Entendemos que se hace necesario e imperativo que “Arte” (la Asociación de hosteleros y sector de emprendedores del turismo) junto a las Administraciones correspondientes, acudan a un gran debate para apostar, implicarse -como supieron hacerlo en múltiples ocasiones- y adquirir un compromiso de cara a los tiempos que se avecinan con la reconversión de una larga tradición minera y ganadera en un sector servicios que tiene las puertas abiertas con el ya manido pero trascendente Parque de la Prehistoria y el menos conocido Parque de Las Ubiñas, la dinamización del Camín Real de La Mesa y la Senda del Oso.

Para ello consideramos que se hace indispensable, además de una severa toma de conciencia y mentalidad como profesionales del sector, de una profunda formación a la hora de divulgar y vender lo mucho y bueno que se tiene, con una proyección de lo que es el turismo “pervivencial” y la puesta en marcha de un patronato de turismo (administración e iniciativa privada) o una sociedad mixta que involucre al sector, al Ayuntamiento local, al Gobierno del Principado y a otros industriales y empresarios -porque los hay- que quieran participar en lo que será el devenir de Teverga y una apuesta por las generaciones venideras.

A este respecto, quien estas reflexiones escribe, ha dejado sobre la mesa de la alcaldía -el pasado mes de septiembre- un informe sobre las actuaciones que deberían de llevarse a cabo, en materia cultural y turística a corto, medio y largo plazo.

Volver al menú

Volver a publicaciones

Índice alfabético de contenidos de la página