Costumbres, tradición, gastronomía, trabajos rurales, vida vaqueira, saber popular

.

Sombra del camino

A estas alturas de su vida y escritos Celso García Diaz (“Celso Peyroux”), nacido en 1944, poeta, periodista y investigador, tiene dadas pruebas abundantes y suficientes de su devoción por la tierra natal, Teverga, motivo de sus versos, crónicas y trabajos eruditos, en todo lo cual se dan la mano armoniosamente amor y conocimiento; a lo que ya publicado -conjunto en el que quizá destaca el volumen titulado Teverga, historia y vida de un concejo, dispuesto bajo su dirección- se suma hoy el primer tomo de Sombra del camino, una antología de escritores naturales del concejo de Teverga.

Una decena de nombres la integran, adelantados de una serie extensa que abarca varios siglos, desde el XVII -representado por el eclesiástico e inquisidor Pedro Díaz de Taja (1580-1642)- hasta nuestros días; ocupan estas páginas autores del presente siglo, nacidos entre 1896, el más añoso (el minero Sandalio Suárez López), y 1957, el benjamín de la lista (el psicoterapeuta Valeriano Gil Teverga), fallecidos algunos de ellos -mencionaré a José María Lana Díaz, a quien conocí, primeros años de los cuarenta, alumnos ambos en la recién creada Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Oviedo; cuyos versos leí entonces en la página LITERATURA que publicaba el diario Región (así la Balada del invierno), sin olvidarme de su posterior estancia palentina con la adscripción a la tertulia y revista literaria Nubis-, y otros felizmente vivos y activos.

La selección que se ofrece de su obra los muestra cultivadores del verso y de la prosa, ya de creación o de investigación ésta; escritores en español o en asturiano, con la natural y comprensible inclinación en este caso al uso de la variedad local. Su personal cronología se advierte en el estilo de cada uno de ellos -asuntos elegidos y tratamiento, retórica y léxico-; claro está que me refiero principalmente a sus versos, pues en la prosa no resulta tan reconocible la diversidad generacional y la variedad de tendencias o corrientes. Otra sería la cuestión, difícil siempre, de la calidad.

Cualquiera que sea nuestra estimación de tales prosas y poemas en cuanto lectores de los mismos, cabe decir que aportaciones como que supone esta antología, debida al esfuerzo entusiasta de Celso Peyroux, resultan de gran utilidad a la hora de confeccionar el mapa literarios del Principado de Asturias, cuyo cumplimiento exige trabajos de ámbito espacial más reducido y, por ello, manejado con total dominio por quien lo investigue. En algún caso y concejo -recuerdo en años recientes Llanes, Tineo y Valdés- se ha hecho semejante recopilación y ahora viene a unirse este florilegio tevergano.

José Mª Martinez Cachero
Catedrático de literatura
y Profesor Emérito de la Universidad
de Oviedo

Volver al menú

Volver a publicaciones

Índice alfabético de contenidos de la página