Costumbres, tradición, gastronomía, trabajos rurales, vida vaqueira, saber popular

.

La Biblioteca de Peñascosa
(Albacete)

LA PAZ Y LA PALABRA
(En la inauguración de una biblioteca
ante D. José Bono,
Presidente del Congreso de los Diputados.

Buenas tardes, con el corazón en la mano, Sr. Presidente. En una jornada llena de emociones bajo un sol tan espléndido como serrano, en la que inauguramos una biblioteca coincidiendo con el día universal de la infancia, permítame dirigir mis palabras a los niños y a nuestros amigos los libros. Dice un proverbio oriental: "Habla tan sólo cuando consideres que tus palabras son más bellas que un poema". Por ello tengo muy poco que hablar por no decir, nada.

Con el poema "Los clamores del viento" que acaban de leer los niños está dicho todo. O casi todo. Porque por mucho que me esfuerce no podría nunca equiparar mis torcidos y menguados renglones a estos sentidos versos leídos con el alma como si del vuelo de una blanca e inocente paloma se tratase. "Habla", nos dice el proverbio. Pues eso. Hablemos. Hablaros unos a otros -casi emulando las palabras de Cristo- como yo os he hablado. Amo, luego soy. Hablo, luego existo. Para hablar necesitamos la palabra. El don más sublime y sagrado que la naturaleza o Dios, o ambos al mismo tiempo, nos pusieron entre los labios. La palabra oral para ser más libres. ""Por el poder de una palabra te nombro Libertad"", escribía el poeta francés Paul Eluard.

La palabra para poder comunicarnos con nuestros semejantes. Siempre la palabra en la hermosa simbiosis del significado y del significante. La palabra humana que se hizo verso, por primera vez, cuando Adán a la sombra de una palmera le dijo a nuestra madre: "Tú eres mujer carne de mi carne". Tened, niños, siempre presente la palabra. Un alba de una mañana se hizo el verbo, es decir la palabra, y el mundo cambió porque hombres y mujeres supieron pedir y donar; compartir y respetar.

Con la palabra por delante evitamos malos entendidos, riñas, querellas, disgustos y hasta guerras. Hablar no es un pecado porque hasta Dios habló. La palabra de los labios y la palabra escrita para escribir una canción de cuna, una balada, un romance, una misiva, una noticia en los periódicos que ya por manida deja de serlo: "Diecisiete mil niños como vosotros se mueren todos los días de hambre".

Hoy es vuestro día. El día de la infancia. Por eso esta mañana y todas las mañanas y tardes y noches de la vida os pertenece. Mirad en torno vuestro, niños, la cantidad de miles de palabras que hay escritas en estos estantes. Casi tres mil libros os contemplan en este nueva bilioteca de Peñascosa y ellos, los libros, os están pidiendo su grata compañía. Coged un libro. Es vuestro amigo. Acariciadlo. Leedlo. Siempre estará la palabra que necesitáis. El verbo justo y preciso. Luego aventad las palabras al viento, como si fuera trigo. Sus clamores las proclamarán por todos los rincones de la tierra sin distinción de razas ni condiciones sociales. Todos como hermanos por la secreta escala que nos ha de conducir a un mundo más justo y mejor que aun es posible.

Merced a vuestra Señoría, gracias de nuevo a todos y a ti Juan Miguel Esteban por tan feliz idea. Gentes de bien y amantes de la lectura en vuestras manos encomendamos nuestros libros. Profesores, autoridades, ciudadanos y ciudadanas, también en vuestras manos os encomiendo a estos niños para que se hagan hombres y mujeres de bien para el mañana. Niños solidarios y no solitarios. Infancia generosa, tolerante, respetuosa, prudente y laboriosa. El ave azul de la paz perpetua acabará un día levantando el vuelo. Hasta entonces, os dejo también, como lo hiciera Blas de Otero, la paz y la palabra. "Sinite pueris venire ad me" (dejad que los niños se acerquen a mi).

Celso Peyroux, Teverga

CELSO PEYROUX
SUBE A LA SIERRA DE ALCARAZ
POR LA "SECRETA ESCALA" (*)

La Biblioteca de Peñascosa lleva el nombre de un libro del escritor tevergano Que "nadie es profeta en su tierra" además de la conocida cita bíblica, nos lo viene a refrendar el escritor tevergano y colaborador de LA NUEVA ESPAÑA Celso Peyroux a tenor de su escalada profesional por la Sierra de Alcaraz, en la provincia de Albacete. La Corporación municipal (PSOE-PP) ha decidido que la Biblioteca pública municipal lleve, a partir del mes de septiembre, el nombre de "Los Clamores del viento (Celso Peyroux)", uno de los libros de poemas del cronista de Teverga.

Este poemario editado por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y la colaboración de la Diputación Provincial de Albacete, con una presentación de José Bono, Presidente de las Cortes Españolas y el prólogo del escritor lavianés José Luis Campal, fue el primer libro publicado sobre el municipio de Peñascosa, situado geograficamente en plena sierra de Alcaraz. El libro recoge una docena de romances que Peyroux fue adaptando de relatos y leyendas populares ocurridos por los pueblos y aldeas de la serranía (al estilo de La Tierra de Alvargonzalez de Antonio Machado) y los poemas de "La fuente del lobo" escritos en los últimos años.

El escritor tevergano lleva más de diez años vinculado a la sierra de Alcaraz donde participa, de manera activa, en los eventos culturales de la comarca y de toda la provincia. Ha dado conferencias y recitales por distintos lugares y en estos momentos dirige el aula poética "Angel Gonzalez" por él creada a la memoria de su amigo el poeta ovetense en la que participan rapsodas y estudiantes de diferentes edades. El pasado año ya había puesto en marcha el taller infantil de poesía "Ismael Belmonte" y la próxima semana dará un nuevo recital junto a la prestigiosa violonchelista Gloria Valencia en Ituero. Durante este tiempo Peyroux ha escrito dos guías turísticas: "Peñascosa, corona de la sierra" y "Masegoso, esta tierra que es vuestra" y en estos momentos colabora en la edición de "Vinoleum" un album sobre el vino, el agua y el aceite de la Sierra de Alcaraz y Campo de Montiel.

De igual manera ha dirigido las campañas promocionales de información turística y creado el itinerario de peregrinaje la "Vía Mariana" que une la ermita de la Virgen de Los Llanos, Patrona de Albacete, y el santuario de Cortes en un recorrido de sesenta kilómetros. A este homenaje al autor y su obra se une el ya tributado como "Hijo adoptivo" de la Sierra de Alcaraz (Masegoso) compartido con el director de cine José Luis Cuerda el pasado mes de diciembre en los salones de la Diputación Provincial. El historiador tevergano se siente visiblemente emocionado por esta decisión que no esperaba, "porque se trata de un lugar noble para ensanchar las luces del entendimiento". Como en los versos de San Juan de la Cruz, el cronista tevergano va ascendiendo "...por la secreta escala...", sin prisas pero sin pausas, hacia las cumbres de la Sierra de Alcaraz.

JOSÉ BONO
INAUGURA LA BIBLIOTECA DE PEÑASCOSA
El recinto llevael nombre de "Los Clamores del viento",
del escritor tevergano Celso Peyroux

José Bono, Presidente del Congreso de los Diputados, inauguró el viernes (20 de noviembre) a la una de la tarde la biblioteca municipal de Peñascosa con la asistencia de la Corporación Municipal que preside su alcalde el socialista Francisco Ramón García, varias autoridades provinciales y regionales, una delegación asturiana y los alcaldes de la zona entre otros invitados. La Corporación municipal (PSOE-PP) ha decidido, por unanimidad, que la biblioteca pública municipal lleve el nombre de "Los Clamores del viento" un libro de poemas del escritor tevergano Celso Peyroux.

Este poemario editado por El Ayuntamiento de Peñascosa, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y la colaboración de la Diputación Provincial de Albacete, con una presentación, en sus primeras páginas, del propio Bono fue el primer libro publicado sobre el municipio de Peñascosa. El libro recoge una docena de romances que Peyroux fue adaptando de relatos y leyendas populares ocurridos por los pueblos y aldeas de la serranía (al estilo de La Tierra de Alvargonzalez de Antonio Machado) y los poemas de "La fuente del lobo" escritos en los últimos años. Además de este poemario ha escrito "Peñascosa, corona de la sierra" y "Masegoso, esta tierra que es vuestra", dos guías turísticas y culturales que promocionan toda la sierra de Alcaraz presentadas en la última edición deLibroviedo.

Celso Peyroux lleva más de diez años vinculado a la sierra de Alcaraz donde participa, de manera activa, en los eventos culturales de la comarca y de toda la provincia. Ha dado conferencias, pregones y recitales por distintos lugares y el pasado verano ha dirigido el aula poética "Ángel González" por él creada a la memoria del poeta ovetense en la que participaron rapsodas y estudiantes de diferentes edades. El pasado año ya había puesto en marcha el taller infantil de poesía "Ismael Belmonte" con una quincena de niños y adolescentes. A este homenaje al autor y su obra se une el ya tributado como "Hijo adoptivo" de Masegoso compartido con el director de cine José Luis Cuerda, el arquitecto Pedro Rubio y la historiadora del arte María José Sánchez el pasado invierno en los salones de la Diputación Provincial. Celso Peyroux.

El escritor tevergano se siente visiblemente emocionado por esta decisión "porque se trata de un lugar noble para ensanchar las luces del entendimiento buscando en los libros la solidaridad, el respeto, la tolerancia, la dignidad y otros valores humanos perdidos que tanta falta hacen en los tiempos que corren. Está visto -añade- que nadie es profeta en su tierra". Peyroux es el primer escritor asturiano a quien se le dedica el nombre de una biblioteca en el territorio nacional.

Volver al menú

Volver a publicaciones

Índice alfabético de contenidos de la página